lunes, 25 de diciembre de 2017

NOTICIA DE ÚLTIMA HORA



MUERTE ROJA

Hoy 24 de Diciembre, medio mundo ha despertado conmocionado tras el cruel y dulce asesinato acaecido anoche. A pesar de que en un primer momento se barajaban causas naturales, pronto se clarificó que la muerte fue provocada por el envenenamiento de las galletas y la leche que le habían dejado al susodicho como parte del aperitivo nocturno. Las pruebas (mirra, incienso y oro), halladas en el escenario del crimen, apuntan a que los presuntos autores del crimen podrían ser los tres reyes magos.

Melchor, en el momento de su detención, declaraba a la prensa:

- Ese gordo engreído se lo merecía. Se paseaba por ahí cada navidad pavoneándose cómo si fuese el dueño del mundo. Pues ya le ha quedado claro que en nuestro territorio no se mete nadie. Y que ese otro impostor, que no se crea que se va a librar por ser invisible. TE PILLAREMOS. NO TE PODRÁS ESCONDER, SUCIO BAS…

En este momento, los tres presuntos asesinos se encuentras en prisión preventiva sin fianza. Sus animales serán enviados a una protectora.

Sin más noticias de interés, nos despedimos. Pasen un buen día y os deseamos FELIZ NAVIDAD a todos.

jueves, 28 de septiembre de 2017

JUEVES DE……. MÚSICA



Esta semana nos convoca Roxana, bajo el tema Música. Si queréis disfrutar del placer de leer más relatos los encontrareis en su blog Soñando Uno De Tus Sueños.










Antes de despertar soy una dulce sinfonía, soñando con volar y hacer piruetas en el aire. Pero de repente, 



  suena el despertador para interrumpir mi tranquilidad.
Tras ser mínimamente consciente me dirijo a la ducha en modo zombie.


Allí mis sentidos empiezan a despertarse al compás del agua caliente, 
 




 es un momento de relajación que procuro alargar al máximo. A pesar de que mi mañana sea caótica, no me suele importar, porque a esas horas soy música alegre.


 Después de comer, mi ritmo desciende hasta asemejarse al de una balada lenta de las que se bailan pegados. 


 Según avanza la tarde suben mis revoluciones despacito 


  pero sin llegar a acelerarse demasiado. Si en algún momento del día algo o alguien intenta interrumpir mi serenidad, provocando la tormenta, 
 

el demonio dormido de mi interior sale a la luz lanzando rayos y centellas a quién se cruce en su camino.  
Al llegar la noche, dentro de un pijama calentito y viendo un capitulito de la serie del momento, mi cerebro desconecta. 


 Al final del día, las sabanas me cantan una nana mientras me mecen lentamente hacia el mundo de los sueños. 


Mañana sonará otra canción.